Minerales, Gemas y Piedras Preciosas

<h3><center>1. Aguamarina</center></h3> <h3><center>2. Aguamarina</center></h3> <h3><center>3. Aguamarina</center></h3> <h3><center>4. Aguamarina</center></h3> <h3><center>5. Aguamarina</center></h3> <h3><center>6. Aguamarina</center></h3> <h3><center>7. Aguamarina</center></h3>

1. aguamarina.

AGUAMARINA.


AGUAMARINA


    Es una variedad del berilo, su composición química es muy semejante a la esmeralda, difiriendo el color que es debido fundamentalmente a la presencia del óxido de hierro y más limpia que la esmeralda, presentándose en la naturaleza en tamaños mucho más grandes. Es pues químicamente un silicato de aluminio y de glucina con óxido de hierro (Be3AL2(SiO3)6FE) dureza 7,50; PE.2,67-2,75; Ind. 1,57-1,58, es inatacable por los ácidos y cristaliza en el sistema hexagonal y su fractura es concoidea, presenta un dicroísmo cambiando de ejes, con colores azul verdoso o incoloros en un eje y azul en el otro.

    La variedad de colores es, del azul, al azul claro, verde azulado claro y verde azulado pálido:

    Al contemplar las aguamarinas, nos parece agua pura cristalizada u olas azul-verdes del mar abierto. No ha sido posible encontrar un nombre más justo para esta piedra, que llamándola piedra del agua del mar. Ya en tiempos más remotos, el aguamarina ha sido la piedra de los amantes y de la boda, el talismán de un matrimonio dichoso. Quien la lleva goza de armonía de aceptación y fidelidad, su valor aumenta y se encuentra amistad y respeto. Se atribuyen a la aguamarina grandes virtudes terapéuticas, contra las enfermedades de los ojos, del cuello y de las mandíbulas.

    Los yacimientos más importantes están situados en Brasil, Madagascar, Rusia, Ceilan, India, USA, Africa, etc. Encontrándose hermosísimas piedras sin defecto alguno hasta tamaño de varios kilogramos. Una de las más grandes Aguamarinas, que se han hallado, ha pesado 110,50 Kilogramos, encontrándose en Barambala (Brasil) y que fue vendida por 25.000 Dolares.

    También en Madagascar se ha encontrado piedras de 25 kilogramos.

    Las inclusiones más típicas de estas gemas son las siguientes: paralela al plano basal, plumas líquidas, que algunas veces se forman las conocidas “flores de crisantemos” – por su parecido a esta flor -. Otras veces se observan tubos capilares que son transparentes o brunos y orientados  paralelamente a las caras del prima.

    También se encuentran cristales negativos, con dos fases presentándose paralelas al eje.

    Es después de la esmeralda, la piedra más conocida del grupo de los berilos y en los diversos países de Europa y América se emplea mucho esta piedra, que tanto por su belleza como por su precio relativamente moderado, merecería que los joyeros le prestasen más atención y en España particularmente tuvo un tiempo que se empleaba algo y en los momentos actuales ha decaído su uso.

    Es Alemania, el país que más importa piezas en bruto y luego se cuida de su lapidación y de su distribución por el mercado internacional.


    IMITACIONES


    De la piedra natural que más fácilmente puede ser confundida con el aguamarina, es el topacio azul. En algunos casos su parecido llega a ser tan extraordinario, que es casi imposible distinguirlos a simple vista. La gran diferencia que hay esta en el peso específico y en el índice de refracción, permite separarlos fácilmente.

    Otra piedra natural que puede en algunos casos parecerse al aguamarina es el circón azul, pero es fácil distinguir porque es mucho más “brillante”, tiene más “fuego” que el aguamarina, debido a su elevada dispersión y, además al examinar con una lupa los cantos de las facetas posteriores a través de la tabla central, se ven dichos cantos doblados debido a su gran doble refracción. También por el peso es fácil de reconocer, pues el circón pesaría, siendo del mismo tamaño que un agua marina, el 75% más.

    La turmalina azul clara, no se parece lo suficiente al aguamarina para que pueda confundirse, y si el euclasa puede serlo, es tan raro, que es muy difícil encontrar una de estas piedras, y de todas maneras sus características físicas son suficientemente diferentes poara distinguirlas con facilidad.

    Es muy importante hacer constar que no existe ni ha existido hasta hoy en el mercado ningún aguamarina sintética. Lo que se conoce como espinel sintético de color aguamarina, siendo por lo tanto, completamente distinto de en todas sus características físicas y químicas, similar sólo en apariencia.

    También se han hecho cristales a base de berilo fundido dando la misma composición que la piedra natural, pero no pueden cristalizar por ser amorfa y se presenta, lo de todos los vidrios, las burbujas características.

    Correctamente no puede hablarse de aguamarinas sintéticas, porque no existen.

    Sin necesidad de recurrir al peso específico, índice de refracción o al espectro, que todos pueden distinguir sin ninguna duda el aguamarina del espinel sintético azul, es muy fácil separarlos utilizando la llamada lupa de esmeralda. Observando a través de dicho filtro la piedra a examinar fuertemente iluminada, se verá el aguamarina natural de un color verdoso, mientras el espinel sintético azul, aparece de un brillante color anaranjado o rojo.

    Mucha importancia tiene las imitaciones falsas o de vidrio del aguamarina, pues es indudable que en algunos casos llegan a ser una de las imitaciones más perfectas. El examen a lupa o al microscopio permitirá encontrar burbujas de aire o irregularidades en la mezcla de  de la materia de vidrio. Casi siempre la densidad y el índice de refracción de las piedras falsas es más bajo que el de las naturales; pero excepcionalmente se han fabricado piedras falsas de características similares a las naturales, pero su distinción es fácil: la piedra falsa es un vidrio, y la piedra fina, un cristal con dicroísmo, birrefringencia que nunca puede tener el vidrio.

    El aguamarina falsa se confecciona a base de borosilato crómico, o con calcio y cromo, presentando una dureza distinta a las finas; peso específico comprendido entre 2,3 2,44; índice de refracción, 1,47 a 1,51; son monorrefringentes y no presentan efectos de dicroísmo en la lupa dicroica, además de mostrar su mas “arremolinada” como todas las piedras de nueva síntesis.


Tabla para la diferenciación del Aguamarina de sus imitaciones:


 

Dureza

P.E

Ind

Doble R.

Aguamarina

7,5

2,70

1,57-1,58

0,006

Topacio

8

3,56

1,61-1,62

0,010

Espinela Sintética

8

3,63

1,727

no

Circón

7,5

4,69

1,921-198

0,59

Vidrio

6,5

2,44

152

no

 

                        Los datos del vidrio no son fijos pueden oscilar mucho.


    Con yoduro de metileno (3,·) o con bromoformo (2,9) por el sistema de inmersión podemos separar casi todas las piedras de imitación ya que flotaría el aguamarina y se hundirían los demás menos el vidrio, que es fácil de diferenciar por ser monorrefringente y además al tacto de la lengua siempre se nota una piedra falta de frescura. Aguamarina es la piedra más popular del Brasil.

    Los yacimientos más importantes son los que se encuentran en Minas Geraes, Espirito Santo, Bahia (su producción anual es de más de 700 Kg), EE.UU., Madagascar, Siberia, China e India.

    Es necesario advertir que los mejores tonos de azul existentes en el mercado, se obtienen casi siempre por tostación y son pocas las aguamarinas de este color que nos encontramos, sin previamente no haber sufrido una manipulación.

    Su valor es aproximadamente el doble que la amatista y las de color azul algo intenso son las más apreciables, advirtiendo que un tono azul más claro hace variar el precio conseguido en la mitad y aún menos, de ahí que determinar su precio, se necesita ser experto, el precio variara según el color y las inclusiones.


    SU EMPLEO EN JOYERIA


    Es el aguamarina la piedra más generalizada en joyería, tanto la fina como la de imitación. Lleva pocas décadas de aceptación, habiéndose extendido mucho su uso entre gente modesta, económicamente, por la gran vistosidad y alegría de esta gema, y no ser de precio elevado.

    Sus tallas más corrientes son en forma oval y rectangular, empleándose en anillos y pendientes, bien solas con monturas finas o bien centrales rodeadas de brillantes y diamantes.

    Y como moda del empleo de aguamarina se introdujo en EE.UU. en ocasión del regalo que le hizo el vicepresidente Taft de una aguamarina en forma de corazón a la hija Alicia, del Presidente Rooselvelt, en ocasión de su boda en 1906.

    Posteriormente el gobierno de Brasil, hizo un regalo en 1937, al Presidente Rooselvelt, de una magnífica aguamarina y en 1953 un soberbio collar aguamarinas a la Reina Elizabeth II, que lo lucio en su viaje por Brasil.

    En el museo de Historia natural de Londres se exibe una aguamarina de forma oval casi limpia que pesa 879,5 kilates.

    En la antigüedad los egipcios, griegos y romanos tenían a estas piedras por talismán en sus viajes por el océano y les aseguraba, un feliz regreso.



Prólogo
Indice
Bibliografia
Formulario de Contacto
Localización y Mapa