Minerales, Gemas y Piedras Preciosas

<h3><center>1. Azabache</center></h3> <h3><center>2. Azabache</center></h3> <h3><center>3. Azabache</center></h3> <h3><center>4. Azabache</center></h3> <h3><center>5. Azabache</center></h3> <h3><center>6. Azabache</center></h3> <h3><center>7. Azabache</center></h3>

1. azabache.

AZABACHE.


AZABACHE


    Los antiguos llamaron al azabache “Succinum nigrum” por equipararlo al ámbar en algunas de sus propiedades, y “Lapis Gagates”, porque conocían, sobre todo, el que provenía de la desembocadura del río Gagas (Asia Menor)

    Dur. 3-4, P.E. 1,3-1,4, Id. 1,64-1,68.

    Es un carbón fósil con hermoso color negro brillante, se presenta en masas compactas, de fractura concoidea, susceptible de adquirir hermoso pulimento y fáciles de trabajar con la lima y el torno.

    Tuvo importancia en otros tiempos la confección de estatuillas e “higas” (colgantes en forma de mano cerrada con el pulgar entre los dedos índice y corazón) para librase del “mal de ojos”, elaborados en los obradores de Santiago de Compostela.

    El azabache está ligado a Compostela desde la antigüedad, cuyo objeto principal era suministrar recuerdos, confeccionados con este material para los peregrinos que venían a Santiago.

    Parece ser que este material, al ser tan delicado u quebradizo se empezó a trabajar, antes de confeccionar obras más importantes, con objetos más sencillos y rudimentarios como los (veneras) o llamadas “conchas de Santiago” habiendo dado lugar estas antiguamente a un barrio denominado “Concheiros”, por ser este el lugar en donde se trabajaba y vendía. Barrio que todavía existe con este nombre, llegando a tener gran resonancia en la historia de los oficios, consiguiendo en la época medieval los artífices azabacheros una gran perfección artística, tallando piezas maravillosas, que aún hoy se conservan en varios museos, no sólo españoles, sino también extranjeros.

    Se falsifica con cristales negros y ebonita, distinguiéndose por la poca densidad y dureza del azabache.

    Sus Yacimientos más importantes están en Inglaterra, Francia, España, (Asturias y Aragón) y Alemania, y estuvo de moda su utilización en alhajas y sobre todo cuando existía la costumbre de vestirse de negro, en memoria de la persona fallecida. Su empleo en joyería fue muy grande sobre mediados del siglo pasado.

    No es lícito vender por azabache el “ónix” que es un ágata.



Prólogo
Indice
Bibliografia
Formulario de Contacto
Localización y Mapa