Minerales, Gemas y Piedras Preciosas

<h3><center>1. Calcedonia</center></h3> <h3><center>2. Calcedonia</center></h3> <h3><center>3. Calcedonia</center></h3> <h3><center>4. Calcedonia</center></h3> <h3><center>5. Calcedonia</center></h3> <h3><center>6. Calcedonia</center></h3> <h3><center>7. Calcedonia</center></h3>

1. calcedonia.

CALCEDONIA.


CALCEDONIA


    Al cuarzo le consideramos dos variedades: la cristalina y, otra, la criptocristalino, y hemos mencionado que en esta última variedad todas las clases se agrupaban bajo el nombre genérico de calcedonia, que químicamente es Silice y cristaliza en masas por diminutos cristales.  Calcedonia debe su nombre a una ciudad del Asia Menor.

    Dur., 6,5 a 7; P.E. 2,58 2,63, según las inclusiones que contengan; I.R., 1.530 a 1,539, y Bi, 0,004, bajo las ultravioleta la Calcedonia es bastante fluorescente, es infusible al calor y soluble al ácido fluorhídrico y en sus inclusiones no existen variedades típicas que las distingan.

    Es piedra de origen hidrotermal, son translúcidas, susceptibles de bello pulido y de lustre vítreo, el calor les hace perder el agua y se vuelve opaca.

    Cuando varias capas de calcedonia se unen se forman las ágatas, que lo hacen en forma arriñonada, y cuando lo hacen en forma recta, se conocen por Ónix.

    Otras veces no tienen ni siquiera la forma de las capas y entonces toman nombres diferentes y característicos, así las calcedonias que tienen capas interpuestas masas de minerales se llaman ágata musgosa.

    Es, pues de apariencia amorfa, de estructura fibrosa y la forma de la rotura es concoidea; pero se la distingue de otros de este género en que la superficie de la rotura no es brillante como el vidrio, sino apagado, con reflejo parecido a la cera.

    Generalmente los comerciantes consideran por Calcedonia un cuarzo color gris lechoso azulado, de aspecto translúcido y con un brillo a cera, esta es la calcedonia que más se comercia y la más apreciada cuando nos proporciona la piedra un azul más intenso.

    Como yacimientos citaremos: Brasil, desierto de Egipto, Rusia, China, Japón, Madagascar, Arabia, África; y en Europa, Alemania, Inglaterra (islas Feroë).

    Por ser piedra porosa, se presta a teñirla en diferentes colores y reciben por su coloración natural, distintos nombres, que los describiremos en sus respectivos capítulos de orden alfabético, como crisopaso, cornalina, heliotropo, etc.



Prólogo
Indice
Bibliografia
Formulario de Contacto
Localización y Mapa