Minerales, Gemas y Piedras Preciosas

<h3><center>1. Cimofama</center></h3> <h3><center>2. Cimofama</center></h3> <h3><center>3. Cimofama</center></h3> <h3><center>4. Cimofama</center></h3> <h3><center>5. Cimofama</center></h3> <h3><center>6. Cimofama</center></h3> <h3><center>7. Cimofama</center></h3>

1. cimofama.

CIMOFAMA - Ojo de Gato.


CIMOFANA (Ojo de Gato)


    Todos los factores químicos y ópticos indicados para el Crisoberilo son los mismos, ya que la Cimofana es una variedad del Crisoberilo, por ello omitimos dar sus datos.

    Es de color amarillento al verde y tiene unas inclusiones particulares orientadas paralelamente que si se talla es en Cabujón que si se talla en cabujón produce el llamado fenómeno de “ojo de gato”, por parecerse este fenómeno luminoso al que producen las pupilas de los felinos al moverse.

    Se suele llamar a esta piedra Cimofana y se le aprecia mucho cuando este fenómeno lo presentan las piedras verdes y muy bellas de color y lo producen claramente.

    Las inclusiones en el “ojo de gato” son circulares, formados por tubos finísimos y paralelos, aunque parece más cierto que sean más bien cristales acirculares, y estas inclusiones son las que producen el fenómeno “ojo de Gato”, que tanto se aprecia y que cuando se presenta en forma regular tiene gran valor en el mercado.

    Es, pues, la reflexión de la luz sobre estas finísimas materias, que están en forma paralela a la base de la piedra, las que nos da tan hermoso luminosidad.

    Este fenómeno luminoso no es peculiar de esta piedra, son otras muchas las que lo poseen, y a título informativo señalamos: cuarzo, turmalina, diópsido, etc.

    Respecto a las imitaciones se han hecho, con piedras naturales que dan también el fenómeno óptico, como ya hemos indicado, el cuarzo, la “prehnita”, etc.

    El cuarzo se distingue fácilmente a la vista o con una lupa de diez aumentos, pues las inclusiones del cuarzo “ojo de gato” están formadas por el amianto llamado “Byssolita”, de fibras finísimas, fácilmente reconocible.

    La densidad del cuarzo “ojo de gato” es de 2,65, hace que en un frasco con bromoformo (densidad, 2,86) flote, mientras que el “ojo de gato” Crisoberilo va rápidamente al fondo. También se ha imitado con prehnita “ojo de gato”, de color semejante y muy bello, con turmalina amarilla; pero lo distinguimos fácilmente por sus densidades utilizando el líquido yoduro de metileno (densidad, 3.30): las dos piedras flotaron, mientras el crisoberilo se hundía. Recientemente se ha imitado muy bien, de forma semejante al corindón estrellado sintético, y se ha empezado a vender con el nombre de “Ojo de gato sintético”.

    También se vende un cristal a base de sílice, de color gris, que muestra una ligera luminosidad imitando el “ojo de gato”.

    Es piedra, el “Ojo de Gato”, muy apreciada en los Estados Unidos, y en el Oriente, y de la movilidad del fenómeno luminoso, del color verde, de la situación de esta luminosidad depende el precio, llegando en algunos casos a muy altos.

    Está prohibido el nombre de “Ojo de gato”, cuando no es un crisoberilo, sin ir acompañado de la palabra “cuarzo de Ojo de Gato” para evitar fraudes y cuando las piedras las piedras están montadas, al no poderse examinar sus densidades, se recurre al espectroscopio, que nos dará en el crisoberilo “Ojo de gato” dos bandas de absorción características de azul y violeta.



Prólogo
Indice
Bibliografia
Formulario de Contacto
Localización y Mapa