Minerales, Gemas y Piedras Preciosas

<h3><center>1. Circón - Zircon</center></h3> <h3><center>2. Circón - Zircon</center></h3> <h3><center>3. Circón - Zircon</center></h3> <h3><center>4. Circón - Zircon</center></h3> <h3><center>5. Circón - Zircon</center></h3> <h3><center>6. Circón - Zircon</center></h3> <h3><center>7. Circón - Zircon</center></h3>

1. circon.

CIRCÓN - ZIRCON


CIRCÓN


Se escribe Zircón en otros idiomas.


    El Circón es un silicato, de fórmula química Si O4 Zr2 que es muy abundante y hasta hace poco era el que servía para la extracción del metal, así como para preparar los compuestos de Circón. Se presenta en arena, casi siempre de color amarillenta, con impurezas.

    Cristaliza en el sistema tetragonal, siendo su hábito cristalino, la forma compuesta de prismas y bipirámides tetragonales.

    Se encuentra corrientemente en tonos ahumados u oscuros y su calor va del amarillo al rojo, o rojo parduzco, también anaranjado y verde.

    Las variedades incoloras y azuladas no son naturales, ha intervenido el laboratorio por tratamientos térmicos.

    Respecto a la dureza es de 7.5, pero el Circón de Ceylán verde tiene 6, y en cuanto al peso específico varía según el color desde el más bajo; el verde, 3,96; amarillo verde, 4,43; amarillo-brumo, 4,61; incolora, o débilmente coloreado, 4,69 y brumo, 4,71.

    Índice de refracción, 1,93-1,99; birrefringencia muy fuerte, 0,059, el tipo Ceylán verde, la refracción es muy baja, 1,80.

    El Circón azul presenta un dicroísmo medio, en los demás muy débil y resulta inobservable con el dicroscopio.

    Es piedra de mucho brillo, casi adamantino, pero muchas veces se presenta como algo empañado en grasa.

    Es insoluble en los ácidos en frio, pero es atacado débilmente por el ácido sulfúrico concentrado en caliente.

    El espectro del Circón tiene numerosas rayas peculiares en todo el espectro que ninguna otra piedra tiene un espectro semejante.

    Con el refractómetro corriente no se puede determinar esta piedra, por ser su índice más elevado que el del aparato.

    La fuerte birrefringencia es de fácil apreciación, al observar a través de la meseta de la talla las aristas de las facetas de la culata que aparecen dobles y ello nos permite diferenciarlo del diamante y de casi todas las piedras con las que se puede confundir.

    Antiguamente los joyeros llamaban “Jargoon” al Circón color amarillo e incoloro y a los de colores de rojo a pardo “Jacinto”, denominaciones en desuso y hoy remplazado sus nombres por Circón amarillo, Circón rojo, etc.

    Respecto a la talla, lo corriente es hacerlo en brillante y en tipo esmeralda y es frecuente en los de talla brillante observar que en la parte alta de la culata tiene facetas adicionales para su mayor brillo, si bien tales gemas presentan un “fuego” especial cuando son observadas con luz tenue.

    Esta variedad de talla es conocida por los lapidarios con el nombre de talla estilo Circón.

    Es piedra muy lúcida, por tener un índice de refracción muy elevado cercano al diamante, por lo que se emplea en sustitución de este, siendo fácilmente confundible, a primera vista, con un diamante de baja calidad; pero el Circón tiene un aspecto lechoso o de nubes, que ayuda a distinguirlos, la variedad amarilla tiene una gran semejanza con el brillante amarillo, pero basta sumergir en agua la piedra y observarla de lado, si ha perdido sus luces, nos encontraremos en presencia de un circón, pero si lo conserva, reconoceremos un diamante, precisamente por esta cualidad.

    En la pinza de turmalina se observa fácilmente que el Circón es birrefringente y el diamante monorrefringente y con los lápices de dureza se ve pronto que el Circón es rayado con el número 8 y el diamante no, por precisar el número 10 de la escala de Mohs.

    Tanta importancia tiene el Circón como suplantador del diamante, que se monta frecuentemente en alhajas de oro y oro blanco, dándole el falso nombre de “Brillantes de Ceylán”, de “Siam” y de “Australia”, nombres desautorizados por la ley.

    Y como piedra estimada, se trata de suplantar el Circón de color con piedras semejantes, y así el Circón rojo moreno, llamado vulgarmente “Jacinto”, se falsifica con el zafiro del mismo color. Dándole el impropio nombre de “Jacinto Oriental”, y con la espinela. El peso específico y el índice de refracción dilucidan cualquier duda.

    El Circón incoloro puede obtenerse, como hemos dicho, calentando lentamente los circones de color moreno y también los decoloran los vapores de potasio, nitrato de cobalto y los de ferrocianuro.

    Sus principales yacimientos están en Ceylán, donde son muy abundantes, y se encuentran los de color verde aceituna en Thailandia, los blancos en Bangkok, los parduzcos brumos tratados por el color se vuelven azules, pero pierde este color con la acción de la luz, sólo en indochina son azules y con el calor se vuelven amarillo oro. Yacimientos en Australia, Urales (Rusia), Canadá, USA. Escandinavia, Francia, etc. Y en España hay escasas muestras sin importancia en Sigüenza, Molina de Aragón, Sierra Morena y Nevada. 

 

VARIEDADES DEL CIRCON


Variedad

P.E.

Ind.

B.R.

 

 

 

 

Verde de Ceilán

3,96

1,79-1,80

0,004

Pardo-verdoso Ceilán

3,98

1,81

nada

Anaranjado Ceilán

4,01

1,82

nada

Verde-amarillo Ceilán

4,43

1,90-1,92

0,025

Rojo-pardo oscuro Ceilán

4,61

1,92-1,97

0,051

Azul de Indochina

4,69

1,92-1,98

0,059

Pardo de Birmania

4,69

1,93-1,99

0,059

Amarillo oro de Indochina

4,70

1,93-1,99

0,060

Amarillo oro-pardo de Birmania

4,71

1,93-2

0,059

 



Prólogo
Indice
Bibliografia
Formulario de Contacto
Localización y Mapa