GRANATE


    Debe su nombre al latín “granatus· y en joyería de un modo general se ha entendido que esta gema era roja, lo que supone un lamentable error, pues en una familia mineralógica donde podríamos decir existen todos los colores, igualmente que sus formulas químicas difieren bastante dentro de un denominador común, los silicatos dobles y criptográficamente todos cristalizan en el sistema regular.

    En la naturaleza es mineral muy abundante, pues forma parte de muchas rocas, pero gemológicamente es ya más raro.

    Al granate así como al rubí se les dio en otros tiempos el nombre de “carbunclo”. Plinio lo ha llamado “carbunculus alabandicus” al granate rojo-oscuro, que nosotros designamos actualmente con el nombre de almandina. El granate rojo ha sido el “carbunclo” de la Edad Media.

    Amplio es el estudio de este mineral y por ello para tratar del mismo, los autores lo han dividido en grupos siguiendo criterios distintos, siendo el más generalizado el basado en la composición química, por el que consideramos seis tipos principales de granates, cuya composición y denominación respectiva son las siguientes en la tabla;


Silicato doble de magnesio y aluminio

Piropo

Silicato doble de manganeso y aluminio

Espesartita

Silicato doble de calcio y hierro

Andradita

Silicato doble de calcio y cromo

Uvarovita

Silicato doble de hierro y aluminio

Almandina

Silicato doble de calcio y aluminio

Grosularia

 

    Ya hemos dicho, que los granates cristalizan en el sistema regular, por lo que son isótropos y por tanto monorrefringentes, pero en cuanto a la monorrefringencia debemos advertir para no dar lugar a falsas interpretaciones, que el granate suele presentar una especie de birrefringencia anómala. Cuando se observa entre filtros cruzados en un polariscopio, puede verse al girar la piedra 90º sombras que no llegan a oscurececerse totalmente, ni a dejar pasar la luz completamente como ocurre en las piedras birrefringentes. Esto es debido probablemente a las presiones moleculares causadas por el isomorfismo.

    Cristaliza en el sistema cúbico con hábito rombododecaedro o trapezoédrico o combinaciones.

     Es de lustre vítreo resinoso y no es exfoliable aparentemente y los demás elementos físico-químicos los iremos citando al estudiar los granates que interesan a la gemología, bajo el título de su nombre respectivo.

Prólogo
Indice
Bibliografia
Formulario de Contacto
Localización y Mapa