JADE


    En realidad la palabra Jade, es impropia su aplicación, cuando se quiere expresar con ella a tres minerales distintos, que se conocen con el nombre de Nefrita, Jadeíta, Cloromelanita.

    Igualmente ha sido creencia que el nombre de Jade, es originario de Oriente lo cierto es, que se debe a los Españoles en la ocasión de la conquista de América, que dieron este nombre a ciertas piedras de color verde y de forma arriñonada que los indígenas utilizaban contra el mal de piedras llamándola los españoles “Piedra de la hijada” que tradujeron los franceses por “Piedras del ejade” que posteriormente se denomino “La Jade”.

    Como el nombre de Jade está mal empleado ya se ha empezado a dar a cada piedra su verdadera denominación diferencial y científica, aunque se encuentra entre los profesionales cierta resistencia y aún dicen o creen, que la jadeíta es sinónimo de Jade de mala calidad, es decir, todo lo contrario de lo que en realidad es.

    Con lo expuesto prescindiremos del nombre de Jade y emplearemos las denominaciones correctas tanto en su aspecto científico como comercial que deban usarse para evitar confusiones.

Prólogo
Indice
Bibliografia
Formulario de Contacto
Localización y Mapa