ZOISITA


    Dur., 6 a 7; P.E., 3,25 a 3,50; Ind., 1,75 (Sis) Ortorómbico (For) Ca2(Al. OH), Al2 (SiO4)3, es decir, pertenece a la familia de los silicatos hidratados y es una variedad de la epidota.

    Su colorido es verde, rosa o marrón, según la procedencia, siendo verde, conteniendo cristales de corindón rojo, las de los yacimientos de Tanganyka y bellas variedades de color rosa de Noruega.

    Hace tiempo, fue sido descubierto un valiosísimo yacimiento de Zoisita en color azul, y su breve historia es la siguiente:

    Un sastre de origen Indio que vivía en Tanzania, llamado Manuel d`Souza, llego a conocer por referencias la existencia de piedras preciosas en el suroeste de Arusha, en las sabanas conocidas por Massai, y trasladado al citado lugar, no tardo mucho tiempo en encontrar pequeñas piedras azules muy relucientes que al principio tomo por zafiros.

    Dio comienzo a su explotación con multitud de contratiempos y el mayor de ellos, que los obreros indígenas que utilizaba en los trabajos de búsqueda de tan preciadas gemas se lo robaban y al generalizarse el hallazgo pronto atrajo a otros buscadores.

    Escasamente dos años pudo gozar el señor d’Souza la explotación de tan súbita riqueza, pues por accidente de automóvil murió en el año 1967.

    Actualmente las minas son explotadas por los alemanes, quienes las exportan a Idar-Oberstein, donde se lapidan y es el principal centro de venta.

    Constituye un excelente negocio ya que la demanda es grande y la oferta escasa, pues todavía no se ha encontrado tan maravillosa piedra azul nada más que al pie del monte Kilimanjaro, vulgarmente conocido con el nombre de “Monte del Espíritu Maligno”.

    Esta singular piedra que, aparentemente, se confunde con el zafiro azul, por su color, ha sido clasificada en Alemania como Zoisita azul, siendo sus caracteres distintos al zafiro azul.

    También se ha generalizado darle nombre de Tanzanita en lugar de Zoisita y según parece, este bautismo se debe a la famosa firma de Nueva York, Tiffany que se esfuerza, con gran éxito, para su introducción en el mercado.

    La piedra de color rosa más bien se aplican para ornamentación y la verde y azul, en joyería, siendo de gran aceptación la nueva piedra azul por su gran parecido al zafiro azul de Ceilán que para su diferenciación hay que recurrir al laboratorio, si bien con la prueba de dureza pronto encontramos su diferencia por tener esta 6 a 7 y el zafiro azul, corindón 9.

    La zoisita azul es fuertemente pleocroica con la singularidad de que haciendo girar la piedra ante un foco luminoso se observan visos de colores distintos, entre verde, amarillo y marrón, según el giro, cualidades estás que la sitúan, por su belleza, en gema de gran porvenir comercial.

Prólogo
Indice
Bibliografia
Formulario de Contacto
Localización y Mapa